Curiosidades de la balística

La vertiginosa actividad que conlleva el conocimiento de la balística hace que, cada día, se vayan descubriendo distintos métodos que aplicados a la física, nos van a esclarecer muchas dudas que, quizá a veces, no logramos entender a primera vista. Vamos a tratar algunas de las curiosidades que, en más de una ocasión, nos hemos preguntado por qué suceden.

Cartuchería Cartuchería
Mircoles, 13 de Mayo de 2015 Rafael Martín Artículos comentario 2
¿CUAL ES EL ORIGEN DE LA BALÍSTICA?
Vamos a hacer un poquito de historia y nos remontamos a la época de Tesibius, (inventor y matemático griego de Alejandría),  éste idea y construye un artefacto que expone ante su círculo de amigos. Entre los que se hallaba Philo, (uno de los filósofos más renombrados del judaísmo helénico). Básicamente, consistía en un trozo de tubo metálico que impulsado por aire comprimido lanzaba proyectiles a una distancia no muy grande. Su compañero Philo, empezó a dar vueltas a este invento básico y ve como nace la trayectoria balística.
 
En el siglo 3 AC, Tolomeo, retoma esta idea, y nace la balística. En las murallas de Jerusalen se han encontrado inscripciones relacionadas con la misma. Datan del siglo 8 AC. Este invento que, inicialmente, era un tubo propulsado por aire comprimido, fracasa, no obstante, es el comienzo de una nueva idea y era. Mas tarde, con la pólvora, se pone en marcha y da sus frutos.
 
 
LA PRESION Y EL RETROCESO DEL ARMA, CAUSAS Y EFECTOS
Tenemos que saber distinguir la presión del retroceso, son dos términos o factores distintos. Que se van a dar en cualquier cartucho. Si hablamos de cartuchos semimetálicos, que sean normales, va a diferir poco dentro de la escala que se horquilla en la actualidad por todos los fabricantes de munición. Puede rondar entorno a los 800 Kg/cm2. Aproximadamente. Esta constante, que hemos nominado presión nos la va a marcar la carga de pólvora con la que se ha cebado el cartucho.  Con arreglo al tipo, si es más o menos rápida en su quemado, y el poder calorífico que pueda generar, nos va a determinar esta presión. (Más o menos progresiva).
 
 
La presión va a venir marcada por la cantidad y tipo de propelente; nos va a crear esa deflagración, que es el motor de empuje al proyectil o proyectiles, que buscará una zona débil o de menos resistencia para poder dar salida hacia el exterior, a través del cañón del arma. Nos va a definir una curva de presión que será la que nos marcará el tipo y cantidad de propelente con el que va cebado el cartucho.
 
En el caso del retroceso, entra el factor carga, en base al peso de perdigón que se aloje  en el cartucho nos va a generar más o menos impacto inverso en nuestro hombro. Si queremos disminuir el retroceso, tendremos que bajar proporcionalmente la carga de proyectil/es.
 
Este término que llamamos retroceso, es una variable bastante inconstante, dado que van a influir una serie de circunstancias. Por enumerar las principales podemos destacar:
 
- Modelo de arma
- Adaptación del arma
- Calibre
- Indumentaria del cazador
- Posición de disparo
- Cantonera
 
Actualmente en Europa, no se suele indicar las presiones en los envases de las cajas de los cartuchos, dado que no es de importancia; ya que han sido probados y comprobadas sus presiones antes de ser comercializados.  El indicarlo es un factor de marketing, más que técnico.
 
Por tanto, si empleamos un cartucho con una carga de 34-36- … vamos a generar una mayor presión y efecto de retroceso en nuestro hombro, que otro de inferior carga.
 
Hay ocasiones en las que hemos observado después del disparo que el cartucho de nuestra escopeta ha sufrido una deformación algo considerable en la parte que denominamos culote; el motivo es la baja calidad del mismo, así como el posible desgaste de la recámara de nuestra arma. Descartando como pueden pensar algunos cazadores que se deba a la posible sobrepresión que se ha podido generar.
 
Los fabricantes de cartuchería de calidad contrastada, nos van a garantizar unos máximos de tolerancia. Por lo que en raras ocasiones nos puede dar algún problema esta munición. Dado que estas están por debajo siempre. En algunos casos se han dado circunstancias análogas, según indican estas marcas han podido ser un acto de sabotaje de los mismos operarios.
 
RECAMARAS DE 12/70 Y 12/76, IMPORTANCIA
En primer lugar hemos de recordar que no todas las escopetas van recamaradas para el mismo tipo de cartucho. Hay distintas medidas y cargas, por tanto es muy importante que sepamos y tengamos en cuenta una serie de consejos.
 
Normalmente, las escopetas que se fabrican actualmente vienen provistas con una recámara de 76 mm. Las cuales dan cabida a cartuchos magnum. En las algo más antiguas la longitud es de 70 mm. Aunque existen minoritariamente de 65, 67 mm.  Las que vienen fabricadas a  70, 65, 67 mm, sólo hemos de utilizar cartuchos de esa medida, dado que si empleáramos cartuchos de mayor longitud y presiones correríamos el riesgo de que ocurriera un accidente si lo hiciéramos con cierta frecuencia. Por lo que tenemos que tener en cuenta que disparar un cartucho de mayor longitud y carga que la que permite el arma en la que va a ser disparado es un riesgo. No tiene justificación que esa escopeta estuviera incluso testada que soportara esas presiones, dado que van a influir otra serie de factores.
 
Si el cartucho es de mayor longitud, al colocarlo en la recámara va a sobrepasar la medida que esta estipulada y pasaría a entrar en el cono de forzamiento de la misma; con el consiguiente riesgo que a la hora de hacer efectivo el disparo, el taco nos va a crear una importante sobrepresión que conlleva un riesgo importante, tanto para el arma como para nuestra integridad física.
 
EL CARTUCHO BALA (SEMIMETÁLICO) PARA ESCOPETA. DETALLES 
En el mercado existen verdaderas maravillas al igual que también se ven verdaderos "ladrillos" de plomo. 
 
Cuando nos preguntamos que distancia puede recorrer un cartucho bala para escopeta; tenemos que tener claro que lo que nos interesa saber es que recorrido útil o eficaz nos va a prestar el proyectil que impacta sobre el animal.
 
Por tanto, vamos a diferenciar:
Alcance efectivo, vamos a considerar varios factores. Nos hemos de preguntar si realmente a la hora de disparar vamos a impactar en la zona o punto deseado del animal, no sólo una vez, sino varias secuencias en forma y situación diferente.  Así como, que a la hora de impactar sobre el animal que este disparo sea letal, y permita que la pieza no huya herida.
 
El cartucho bala de escopeta es un proyectil algo pesado y de forma, en la mayoría de los casos, poco aerodinámico; debido a la forma del cartucho donde se aloja. Hemos de pensar que esta bala va a viajar en muchos casos descontroladamente, dado que por su peso, y diseño no va a dar las mismas prestaciones balísticas que una punta de cartucho metálico.  Este va a sufrir más el efecto atracción de la tierra, frenada al viajar por el espacio, así como más desequilibrio por su diseño como hemos comentado anteriormente. Al ser de punta menos punzante, va a penetrar menos en el tejido del animal. La horquilla de distancias esta en torno a 70 – 125 m/l. Dependiendo de marca, modelo, carga, tipo de cañón de la escopeta (si es estriado o carece de las mismas). Asimismo va a determinar la distancia de vuelo el ángulo que vamos a crear a la hora de disparar. 
 
 
QUÉ SE ENTIENDE POR ÁNGULO DE DISPARO
Es el formado por la línea de tiro y horizonte del arma, el ángulo puede ser: 
 
Positivo: si la línea de tiro queda por encima del horizonte del arma.  
Nulo: si la línea de tiro coincide con el horizonte del arma.
Negativo: si la línea de tiro queda por debajo del horizonte del arma.
 
EL PODER DE PARADA DEL PROYECTIL, Stopping Power
Este concepto, "poder de parada", es una de las preguntas que nos hacemos la     mayoría de los cazadores cuando hablamos de cartuchos metálicos y rifles de caza. 
 
En definitiva, es analizar cartuchos adecuados a las modalidades que vamos a llevar a cabo  y tipos de puntas. El dar una buena receta es muy difícil, dado que jugamos con distintos ingredientes. Armas que vamos a emplear, y factores externos balísticos, como pueden ser temperaturas, altitudes... No obstante, nos va a determinar el éxito de este cartucho en base a factores como pueden ser el tipo de pólvora ( quemado más o menos progresivo), peso del proyectil y composición del mismo. Aerodinámica de la punta. Material con el que está fabricado, si es metálico o de polímero. 
 
Tenemos que ver qué comportamiento nos va a presentar, dado que, en muchos casos, una punta con mucha energía nos va a generar una cavitación tal, que producirá  un efecto no buscado dependiendo del lugar o zona del impacto, ocasionando un fin sobre los principales órganos como puedan ser pulmones hígado, corazón...
 
LA VELOCIDAD DEL SONIDO
A mediados del siglo XIX, gracias a la pólvora y a su potencia así como a su coeficiente balístico, se supera una barrera. Ernst Mach, austriaco de nacionalidad, en el año 1.866 y 1.867 en Graz, República Checa, demuestra este hecho.
 
Este fenómeno, consiste en la dinámica de propagación de las ondas sonoras. Son 343 m/s con una temperatura de 20ºC y 50% de humedad sobre el nivel del mar.
 
EL MOVIMIENTO DEL PROYECTIL
Bien sea en un cañón liso o poligonal o estriado, al viajar la punta de un cartucho va a desarrollar 4 fases o movimientos.
 
- Un primero, que se denomina de TRASLACIÓN. Que consiste en el intervalo que transcurre desde que se desprende del cartucho, hasta que se detiene al impactar. 
 
- Otro segundo, que llamamos de ROTACION. Va girando sobre su propio eje. Bien a levógiro o dextrógiro, (derecha o izquierda), dependiendo del sentido que tienen las estrías (surcos helicoidales) del cañón.
 
- El siguiente de los movimientos se clasifica como GIROSCOPIO O PENDULAR. Consiste en un cabeceo que se origina al desestabilizarse el proyectil cuando la gravedad actúa sobre el mismo. Va influir el peso, la forma, así como la fuerza con la que ha sido impulsado.
 
- Y por último, vamos a observar un movimiento de parábola o PARABOLICO. Lo va a determinar la fuerza de la gravedad y la resistencia del aire, que van a hacer de brazo y darán origen a una parábola.
Compartir Twitter Facebook Google Plus LinkedIn
Rafael Martín

Autor

Rafael Martín

Experto en armamento de Caza. Rafael Martín es entrenador nacional de la Real Federación Española de Tiro Olímpico, diplomado en recarga de cartuchería metálica por la RFEdTO, monitor deportivo de precisión por la RFEdTO, asesor técnico de rifles y escopetas GRAVEX, juez árbitro provincial...

ltimas entrades de Rafael Martín

19-07-2017 Artículos

Decisiones políticas

Yo entiendo, que las decisiones de un político, han de basarse en valores y principios éticos y que el resultado de esos criterios, se traduzcan en un beneficio para todo el pueblo. Todos los...

29-12-2016 Artículos

El poder de detención o parada del proyectil

Creo, que antes de comenzar a entrar en materia, y en primer lugar, considero importante matizar sobre cual es el objetivo que se pretende del proyectil que empleamos en la caza. Se ha de tener claro...

10-10-2016 Artículos

La alegalidad en el proceso para la obtención de la Licencia de Armas "E" y "D"

Como cazador practicante, y, recapacitando sobre las palabras que me dice mi esposa, cuando llego de una jornada de caza; Creo que soy un hombre con suerte, en lo concerniente no a lo que abato, pero...

Ver todas

ltimas entrades en Artículos

19-07-2017 Artículos

Decisiones políticas

Yo entiendo, que las decisiones de un político, han de basarse en valores y principios éticos y que el resultado de esos criterios, se traduzcan en un beneficio para todo el pueblo. Todos los...

29-12-2016 Artículos

El poder de detención o parada del proyectil

Creo, que antes de comenzar a entrar en materia, y en primer lugar, considero importante matizar sobre cual es el objetivo que se pretende del proyectil que empleamos en la caza. Se ha de tener claro...

10-10-2016 Artículos

La alegalidad en el proceso para la obtención de la Licencia de Armas "E" y "D"

Como cazador practicante, y, recapacitando sobre las palabras que me dice mi esposa, cuando llego de una jornada de caza; Creo que soy un hombre con suerte, en lo concerniente no a lo que abato, pero...

Ver todas